608 807 895

contacto@arraianos.com

Galeras, 13 2-8
15705 Santiago de Compostela

Formulario de Contacto

El pasado de la Galicia rural, un ejemplo para reflexionar sobre el futuro del campo español

Los ritmos del rural gallego, lo que es “esencial” en la vida, el regreso a las raíces en el contexto de la pandemia y los efectos del cambio climático se reflejan en la exposición “La vida lenta”, que se muestra en Vigo y reflexiona y reconoce los “privilegios” de los habitantes del rural.

En declaraciones a Efeagro, el comisario de “A vida lenta. Memorias e ritmos do rural galego” (título original), Aser Álvarez, explica que se trata de un homenaje a aquellas generaciones “que, a lo largo del siglo XX, trataron de sacar a sus familias adelante y vivir en armonía con el territorio”, un “ejercicio colectivo” para conocer el pasado y reflexionar sobre el futuro del rural.

Abierta al público desde este martes en la Sede Afundación Vigo, muestra fotografías, vídeos, poemas y música del rural gallego desde 1930 hasta finales del siglo XX -con material de Jaume Lloveras, Juan Piñeiro Andión, Carlos Valcárcel y del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, entre otros- pero, como insiste el comisario, es extrapolable a otros territorios rurales del país.

Esta exposición genera “una reflexión muy necesaria porque también la respuesta a la crisis climática, la crisis de esa España Vaciada y la despoblación del mundo rural pasan por una reactivación del mundo rural”, razona Álvarez, quien recuerda que dicha reactivación ha de ser de forma respetuosa con el entorno, un “volver a las raíces y a un equilibrio entre el ser humano y la naturaleza”.

Sin embargo, aunque se resuma rural como un término que engloba el campo español, insiste en que no se puede ver como algo homogéneo, ya que cada territorio tiene su diversidad y su historia.

Esta muestra, que estará en Vigo hasta finales de mayo junto a diferentes actividades online, está pensado traspasarla en el futuro a otras ciudades gallegas, para ampliar el debate sobre quiénes han sido los auténticos privilegiados incluso en esta pandemia del coronavirus, y no descartan que se pueda replicar en otras regiones.

“El mundo rural parecía que era algo que no tenía futuro ni posibilidades y ahora vemos que las personas que pueden vivir y trabajar en el mundo rural son unos auténticos privilegiados”, por poder vivir “en armonía con esa vida lenta, con la naturaleza, con los ciclos y los ritmos naturales”, alega el comisario, también director de Arraianos Producions.

Esta revolución de las dinámicas en las ciudades causada por la pandemia ha servido también para quitar “la soberbia que a veces sale sobre lo que es importante o lo que no” y los beneficios reales que tiene la urbe frente a vivir en el campo sin idealizarlo, añade.

Por ello, resalta el “comunitarismo” que había y hay en el campo para afrontar los retos y poder sacar adelante a sus familias y sus negocios, pero respetando el medio ambiente por el cuidado a la naturaleza y para sus descendientes.

“No hay posibilidad de producir materias primas de una calidad extraordinaria, con garantía de origen, como es en Galicia actualmente, sin que haya un medio rural vivo, y conviene no olvidarlo nunca“, insiste el comisario.

Mirando a los próximos años, asegura que hay territorios en riesgo de convertirse en “desiertos humanos” en 20 o 30 años y, sabiendo eso, invita a reflexionar sobre ello.

Sin embargo, recalca que volver al rural no es volver en las mismas condiciones que hace cincuenta años, sino con las herramientas del mundo contemporáneo.

“No podemos volver a vivir a una aldea si no tenemos conexión a internet, si no tenemos unas buenas comunicaciones, servicios”, reconoce.

Añade que incluso ante esta pandemia del coronavirus, que ha generado una crisis económica y sanitaria difícilmente comparable a las recientes, sumado al impacto del cambio climático en el territorio, hay que saber ver “las cosas buenas” y encontrar oportunidades.

“Si hay una salida para esta crisis y al cambio climático es precisamente a través de una reactivación del medio rural y de volver a conectar con lo que somos”, concluye.

Fonte: EFE Agro - El pasado de la Galicia rural, un ejemplo para reflexionar sobre el futuro del campo español

La memoria del mundo rural gallego del siglo XX

Afundación expone en Vigo «A vida lenta», que conjuga fotografía, audiovisuales, poesía y música

Afundación inauguró en su sede de Vigo (Policarpo Sanz, 24-26) un nuevo proyecto expositivo interdisciplinar mediante el que se pretende reflexionar sobre las formas de vida vinculadas al rural gallego, su iconografía y su presencia en la cultura contemporánea. Esta exposición recorrerá todas las sedes de Afundación en la comunidad autónoma. De la mano de Aser Álvarez, director, guionista y productor gallego, A vida lenta. Memorias e ritmos do rural galego, conjuga fotografías, piezas audiovisuales, poesía y música en un evento pensado como reconocimiento a una realidad esencial para la conformación de la identidad en Galicia. «É unha homenaxe a unha xeración de galegos que se esforzaron moito, nun ambiente moi complicado, por sacar adiante aos seus descendentes», señaló Aser Álvarez.

La exposición cuenta con valiosos fondos documentales fotográficos y cinematográficos desde 1930 hasta finales del siglo XX: la colección de Jaume Lloveras y Juan Piñeiro Andión (1978-1986), el archivo del fotógrafo lugués Carlos Valcárcel y los Fondos Fotográficos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Todo se acompaña de versos creados por algunos de los poetas ganadores del Premio de Poesía Afundación, como Olalla Cociña, Miguel Sande, Gonzalo Hermo y Oriana Méndez, con el objetivo de reflexionar sobre la presencia del rural en la cultura contemporánea. La banda sonora de la muestra, una creación de Moisés Quintás, recrea el chiar de los carros, el aullido de los lobos, el girar de las ruedas de molino o el sonido del afilado de las guadañas (en gallego). «A música está composta principalmente por alalás instrumentalizados, pero tamén pensei que era importante retormar os sons da terra, que en moitos casos, xa se perderon», apuntó el músico autor de la banda sonora de la exposición.

Paloma Vela Garicano, coordinadora adjunta del Área de Cultura de Afundación, señaló que esta exposición «é un bo momento para deternos e reflexionar sobre os valores da humildade e o esforzo acompasado coa natureza».

Con esta iniciativa, Galicia se convierte en la primera comunidad de España en abordar una exposición monográfica con los fondos catalogados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. La muestra estará abierta hasta el 29 de mayo en la Sala I de la Sede Afundación Vigo, de lunes a viernes, de 17.30 a 20.30 horas, y sábados, de 11.00 a 14.00 horas y de 17.30 a 20.30 horas.

Fonte: La Voz de Galicia - La memoria del mundo rural gallego del siglo XX

Una ventana al rural en plena ciudad

Afundación estrena una muestra que mezcla fotos, música, poesía y vídeo

Afundación abre una ventana al rural gallego en el centro de Vigo, en pleno corazón urbano de la comunidad. La Obra Social de Abanca estrenó ayer en su sede de la ciudad una muestra interdisciplinar que combina más de setenta fotos, cuarenta minutos de piezas audiovisuales y fragmentos de poesía y música. La iniciativa, titulada “La vida lenta. Memorias y ritmos del rural gallego”, busca fomentar el debate y la reflexión.

La exposición incorpora fondos documentales fotográficos y cinematográficos sobre el rural gallego desde la década de 1930 hasta finales del siglo XX: la colección de Jaime Lloveras y Juan Piñeiro Andión (1978-1986), el archivo del fotógrafo lucense Carlos Valcárcel y los Fondos Fotográficos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Cada uno aporta una perspectiva diferente que conforman, en conjunto, un análisis sobre las representaciones del rural. La muestra incluye también versos de escritores ganadores del Premio de Poesía Afundación, como Olalla Cociña, Miguel Sande, Gonzalo Hermo u Oriana Méndez. La banda sonora, de Moisés Quintás, recrea el chirriar de los carros, aullar de los lobos o el afilar de las guadañas. La muestra estará abierta hasta el 29 de mayo en la Sala I de la sede de Afundación de lunes a sábado y se completa con actividades online.

Fonte: Faro de Vigo - Una ventana al rural en plena ciudad

“Esta mostra quere reflexar a diversidade do rural galego”

Aser Álvarez coordina a nova montaxe de Afundación, “A vida lenta”, que contará con Óliver Laxe nas actividades paralelas

Máis de 70 imaxes, dende fotografías en branco e negro que conviven coas de cor e unha proxección de 40 minutos ou enfoques artísticos con abordaxes documentais comparten espazo en “A vida lenta”. O cineasta Aser Álvarez, de Arraianos Produccións, propuxo unha montaxe levada a termo pola Obra Social de Abanca, na que xustifica  a escolma nun achegamento completa a realidade: “Esta mostra quere reflexar a diversidade do territorio rural galego que dende a perspectiva urbana tendemos a simplificar”.
Puntualiza que moitas destas esceas, recollidas dende os anos 30 aos 80 do século XX, xa non se poden atopar. “Os últimos anos nos que se fixeron estas fotografías o 16% da poboación adicábase ás actividades agrarias, fronte ao 5% actual; tiñan o desexo de fuxir des vida que se vinculaba ao retraso e precariedade; agora, trala pandemia, valórase doutro xeito e se consideran uns auténticos privilexiados; é algo sobre o que podemos reflexionar nesta mostra”.
A exposición incorpora fondos de tres arquivos fotográficos: un público, o do Ministerio de Agricultura e Pesca, e dúas privadas, a de Carlos Valcárcel y a de Jaume Lloveras & Juan Piñeiro. Comeza o percorrido cos fondos públicos, realizados por Mariano García, Amancio Pico, José Veiga ou Francisco Ponti. Divídense entre as que teñen vocación creativa e as que documentan as actividades realizadas no rural. Valcárcel reproduce cunha visión artística a súa contorna nos anos 60 e 70. Lloveras e Piñeiro documentan os últimos anos da explotación minifundista galega.

Banda sonora a partir do ‘Alalá’


Moisés Quintas é o autor da banda sonora composta específicamente para a exposición. “Traballo sobre os populares ‘alalás’ que proveñen do canto gregoriano que interpreto con instrumentos artesanais como frautas de cana o de corno e tradicionais como a gaita e a zanfona”. Súmalle os sons da terra, recollidos no Consello da Cultura Galega: “É a natureza en si e o ritmo que tiña o rural de entón”, apunta Quintas.

A melodía soa en bucle para acompañar o percorrido da exposición. Tamén acompaña a proxección que suma fragmentos de documentais históricos sobre o rural galego como “O carro e o home”, de Antonio Román (1940) e “La ciudad y el campo”, de Carlos Velo (1934).

Ás disciplinas artísticas da exposición engádese a poesía. Así, versos de autores gañadores do Premio de Poesía Afundación poñen voz ás imaxes: “Houbo; perfume de terra entre a pel; e a carne; entre os dentes; e a carne” (‘Interna’, de Oriana Méndez, 2020). Acompáñana un programa de actividades paralelas con invitados como Óliver Laxe. Permanecerá no Centro Social de Afundación ata o 29 de maio.

Fonte: Atlantico Diario - “Esta mostra quere reflexar a diversidade do rural galego”

La Sede Afundación Vigo muestra desde hoy las memorias y ritmos del rural gallego

El proyecto conjuga fotografía, audiovisual, poesía y música en una reflexión sobre el rural gallego, coordinada por el director, guionista y productor Aser Álvarez
Afundación, la Obra Social de ABANCA, presenta desde hoy en su Sede de Vigo un nuevo proyecto expositivo interdisciplinar mediante el que reflexiona sobre las formas de vida vinculadas al rural gallego, su iconografía, su presencia en la cultura contemporánea y la sostenibilidad del medio. De la mano de Aser Álvarez, director, guionista y productor gallego, «La vida lenta. Memorias y ritmos del rural gallego», conjuga más de 70 fotografías, más de 40 minutos de piezas audiovisuales, fragmentos poéticos y música en un proyecto pensado como instrumento para fomentar el debate contemporáneo y la revisión de una realidad esencial para la conformación de la identidad en Galicia.
La exposición cuenta con valiosos fondos documentales fotográficos y cinematográficos sobre el rural gallego desde 1930 hasta finales del siglo XX: la colección de Jaume Lloveras y Juan Piñeiro Andión (1978-1986), el archivo del fotógrafo lucense Carlos Valcárcel y los Fondos Fotográficos del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Cada uno de ellos aporta una perspectiva diferente sobre una misma realidad, y es esta diversidad de perspectivas la que favorece un preciso análisis sobre las representaciones del rural, aquellas que fueron constituyendo, también lentamente, el imaginario colectivo.

Con esta iniciativa, Galicia se convierte en la primera comunidad de España en abordar una exposición monográfica con los fondos catalogados por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
Esta exposición se desarrolla en una coyuntura en que la preocupación por la conciliación personal, la convivencia con el medio natural y el análisis de nuestros ritmos vitales está experimentando una reflexión intensa por consecuencia de la pandemia. A tenor de este contexto, el traslado al rural o a núcleos de población más reducidos se presenta como una garantía de calidad de vida. Lo que antaño había sido denostado como antítesis del progreso, se contempla ahora como posible solución de los desequilibrios de demografía territorial.
La muestra se completa con actividades online e invitados de primera línea, que desarrollan la creación contemporánea y de vanguardia desde un fuerte compromiso con el rural y que inspiran un necesario debate sobre su situación actual y sus opciones de futuro. Participarán, entre otras figuras destacadas, Oliver Laxe, que está trabajando en un centro de desarrollo rural en la aldea lucense donde filmó O que arde; o la ilustradora y muralista Xoana Almar, de la Cooperativa Cestola, quien recrea y dignifica en llave contemporánea, y con un estilo muy propio, el universo rural.
La muestra estará abierta hasta el 29 de mayo en la Sala I de la Sede Afundación Vigo, de lunes a viernes de 17.30 a 20.30 h y sábados de 11.00 a 14.00 h y de 17.30 a 20.30 h.

Fonte: Vigo Hoy - La Sede Afundación Vigo muestra desde hoy las memorias y ritmos del rural gallego

MENÚ